Las empresas siempre necesitarán del trabajador y su maravilloso aporte a la producción económica de la misma.

El rol de un empleado es valioso, por lo cual es significativo tener un excelente personal obrero; pero, ¿es posible contratar a una persona discapacitada?

Aquí se responderá a dicha pregunta.

requisitos para contratar a una persona con discapacidad

De esta forma sabrás lo necesario para contratar a una persona discapacitada

Como empresario o dueño de un negocio, es de suma importancia conocer todo lo relacionado con la persona a la cual se contratará.

Ahora bien, si se trata de alguien incapacitado, hay que seguir una serie de pasos con el objetivo de lograr contratarlo.

Debes estar dispuesto y sin ningún prejuicio

Juzgar a un individuo por sus habilidades puede terminar siendo un obstáculo muy poco ventajoso; en este caso, al contratar a una persona discapacitada es normal pensar sobre cualquier problemática obtenida a la hora de trabajar.

No obstante, si quieres mantener una notable imagen como profesional y ser humano, es sustancial mantener la mente abierta a cualquier tipo de discapacidad y del grado de la misma.

Cabe destacar el gran compromiso desarrollado por ellas, siendo su principal fuerte al momento de realizar las tareas correspondientes.

Tener clara la vacante

Obviamente, deberás velar por las necesidades de tu empresa, incluso cuando se trata de un sujeto con discapacidades.

Si estás en busca de quien pueda cubrir un cargo en específico, lo recomendable sería aceptar al indicado; sin embargo, al poseer una incapacidad es mucho más complicado estar seguro sobre su desempeño.

En tal caso de ser así, lo regular sería encontrar y adaptar la vacante disponible con la finalidad de posibilitarle el trabajo al individuo.

Por supuesto, pueden existir casos en donde más de un discapacitado llegue y desee esa vacante, por lo que deberás observar cuál de todos ellos demuestra una mejor labor.

Es momento de concretar la oferta de empleo

La oferta de empleo es un acuerdo en donde pones la vacante a la disposición del contratado.

Este mismo terminará siendo seleccionado por sus cualidades y aptitudes en el trabajo.

Si vas a contratar a una persona discapacitada, es sustancial guiarse por los reglamentos de la Ley General de Discapacidad. Igualmente, dentro de ella van a incluirse todo lo relacionado con el puesto; es decir, ubicación, actividades principales, habilidades requeridas, horarios y conocimientos al respecto.

Posteriormente, dicha información se publicará en múltiples sitios públicos, bien sea en internet o por cualquier otro tipo de medio.

Con esto, quedaría únicamente esperar hasta que lo vea alguien atraído por la vacante.

De aquí seleccionarás al mejor entre los candidatos y formalizarás la contratación; Claro, no sin antes llevar a cabo la entrevista pautada antes de concretar el procedimiento, y es muy relevante no olvidarse de los documentos a pedir.

¿Esto puede ser beneficioso para tu negocio?

En efecto, contratar a una persona con discapacidad es una de las mejores formas de obtener una excelente imagen como negocio, reforzando su responsabilidad social corporativa.

La inclusión de este miembro te permitirá gozar de un crecimiento constante debido a su trabajo; por otro lado, tu empresa cambiará por completo su concepto a uno más diverso.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.