El Directorio de Información Comercial (DICOM) es un registro de deudas y está en constante actualización.

Incluye información sobre personas naturales y empresas y es utilizado por distintas empresas, instituciones y entidades bancarias para determinar quiénes pueden acceder a ciertos trámites.

Además, el DICOM mantiene un informe que muestra a las personas que están en riesgo financiero y las deudas que tienen, incluyendo aquellas como el Crédito con Aval del Estado, subsidios, créditos hipotecarios y cajas de compensación.

¿Cómo sé si estoy en DICOM?

El Informe de Deudas del Sistema Financiero es una plataforma que permite a las personas naturales verificar de forma gratuita la cantidad de deudas que tienen en el sistema financiero. Para acceder a esta información, sigue estos pasos:

  1. Haz clic en «obtener informe».
  2. Ingresa tu RUN y ClaveÚnica. Si no la tienes, solicita una.
  3. Haz clic en el botón «obtener informe».
  4. Obtendrás el documento en formato PDF como resultado del trámite.
  5. Si lo necesitas, también puedes acudir en persona a las oficinas de ChileAtiende que cuenten con Módulos Express ChileAtiende.

Consecuencias de estar en DICOM

Estar en el DICOM puede tener muchas consecuencias negativas para tu vida financiera y comercial.

Los bancos, instituciones financieras y casas comerciales utilizan los registros del DICOM para conocer el comportamiento financiero y crediticio de sus clientes y esto puede afectar la forma en que te tratan.

Algunas de las consecuencias más comunes de estar en el DICOM son:

  • Ser considerado riesgoso para obtener crédito.
  • Tener dificultades para conseguir empleo si solicitan tu informe del DICOM.
  • Tener que lidiar con el estrés y el estigma de estar endeudado.
  • Tener dificultades para obtener préstamos o créditos en el futuro.
  • Tener tasas de interés más altas en préstamos o créditos si los consigues.
  • Tener problemas para obtener servicios básicos como una línea telefónica o una conexión a internet.

Es importante hacer todo lo posible para evitar entrar en el DICOM y, si ya estás en él, hacer todo lo posible para salir de él lo antes posible.

Esto incluye pagar tus deudas a tiempo y trabajar con tus acreedores para llegar a un acuerdo de pago asequible.

También es importante estar al tanto de tu situación financiera y ser consciente de tus límites de endeudamiento para evitar entrar en dificultades en el futuro.

Como puedo salir de DICOM

Hay diferentes formas legales de salir del DICOM. Conocer esta información te ayudará a evitar problemas cuando necesites solicitar un crédito. Aquí te presentamos algunas opciones a las que puedes recurrir:

  1. Pagar la deuda: La forma más obvia y sencilla de salir del DICOM es saldar tu deuda. Una vez que lo hagas, debes obtener un certificado que muestre que estás libre de endeudamiento y presentarlo ante el Boletín Comercial para que te saque de su registro.
  2. Renegociar la deuda: Si es difícil saldar todo en un solo pago, puedes renegociar el monto en abonos más pequeños. La mayoría de las empresas e instituciones ofrecen la opción de refinanciamiento. Este método elimina la deuda principal del DICOM y se convierte en una renegociación.
  3. Prescripción de la deuda: Esta opción requiere tiempo y se realiza en un tribunal civil. Para optar por ella, es necesario cumplir con ciertos requisitos, como la fecha de expiración del documento: cheques protestados vencen después de 1 año desde el protesto; letras y pagarés, después de 1 año; y deudas en general, después de 5 años.
  4. Ley de Quiebra: Puedes acogerte a la Ley de Reorganización y Liquidación de Empresas y Personas, que establece procedimientos para renegociar la deuda o declararse en quiebra. Es necesario contar con la asesoría jurídica de especialistas si quieres acogerte a esta opción.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.